Fauna de la Reserva Ecológica Guáquira

 

La Fauna silvestre de la Reserva Ecológica Guáquira promete ser un tema de estudio muy interesante para el zoólogo, debido a su ubicación en el Macizo de Nirgua, en el extremo occidental de la Cordillera de la Costa y casi en las estribaciones de Los Andes venezolanos.

La fauna de la región es poco conocida y las referencias más generalizadas pueden ser las de estar compuesta por especies de amplia distribución en el país como el tuqueque común de las paredes de las habitaciones humanas del campo, o especies de distribución restringida a la cordillera de la costa como el anolis de Rancho Grande del cual hay noticias en las selvas nubladas cercanas, o de especies totalmente nuevas o desconocidas que sólo se encuentran en las montañas aisladas de la Chapa y Zapatero. Es probable, también, que elementos de la fauna andina estén presentes, pero habrá que esperar a que los investigadores puedan venir y trabajar en sus respectivos grupos de interés.

Hay especies muy notorias como los monos Araguatos o los monos capuchinos. El conejo, el zorro de montaña, la comadreja, la onza y el cachicamo están presentes. Entre las aves más comunes están las guacharacas, los conotos, los loros, los gavilanes, los semilleros y los hormigueros. Entre los reptiles más comunes están la Iguana, la lisa, los tuqueques, la culebra verde gallo, la mapanare y la tigra cazadora. El sapo común, varias especies de ranas plataneras y numerosas otras especies no vistas, pero si escuchadas, son comunes.

La abundancia de mariposas y tucusitos es impresionante, y ya estamos creando cierta jardinería específica para atraer a ambos, hacia fuentes de néctar y alimento apropiado, de modo de poder incorporar ambos organismos a los atractivos de la Reserva.